Consejos para comprar un coche eléctrico sin perjudicar tu economía

marzo 17, 2021 5:59 pm

Como en cualquier otra decisión importante de compra, antes de inclinarse por adquirir un coche eléctrico, o por un modelo determinado, hay que conocer las ventajas y los posibles inconvenientes. Asimismo, es importante conocer algunas cuestiones relevantes a su precio, a sus costes de mantenimiento.

Una cuestión de números

El precio de un vehículo de gama media de combustión es sensiblemente más barato que su homólogo eléctrico, aunque si miramos a largo plazo, la cosa se iguala. En todo caso, y con carácter general, en la actualidad existen vehículos eléctricos más baratos que hace unos años que además ofrecen una autonomía y unas prestaciones mucho mejores.

En cuanto a la recarga, es crítico que, en casa o al menos, cerca de la vivienda dispongamos de un punto donde poder hacerlo y, si es posible, que sea de naturaleza súper rápida ya que en caso contrario se perderá mucho tiempo en esperas. No es igual, por ejemplo, un enchufe convencional de casa a 230 V que otro rápido de 150 kW. Por cierto, en este sentido, hay que subrayar que no existe un cargador universal, sino que cada marca trabaja con distintos conectores.

Otra ventaja de los coches eléctricos es lo que ahorra, si se compara con el uso de un vehículo de gasolina.

Seguridad y conducción

La seguridad es un elemento fundamental en cualquier vehículo. De todos modos, es verdad que la gran mayoría de coches eléctricos, al ser de última generación, incorporan sistemas digitales multimedia con conectividad avanzada que hacen que resulten bastante seguros. También disponen de mecanismos para ayudar al conductor en carretera, con un nivel de fiabilidad bastante elevado. En cualquier caso, es conveniente consultar la información relativa a los sistemas de seguridad y de navegación, ya que puede que resulten excesivos para el uso que se le vaya a dar al coche y, con ello, intentar ahorrar algo sobre el precio final.

En cuanto a la conducción, es bastante similar en todos los modelos. Destaca el silencio a bordo (ante la falta de ruido del motor) y que no se producen saltos bruscos ya que tienen una maniobrabilidad bastante buena. Quizás la única recomendación en este punto es la de analizar el sistema de frenado del coche que se desea adquirir, ya que ahí sí que hay diferentes modelos y existen diferencias de precios notables que se trasladan, posteriormente, al precio final del producto.