Carta Responsiva para Vender Auto Seminuevo

¿Por qué necesitas una carta de responsiva al vender tu auto?

septiembre 14, 2022 3:55 am

Al vender un auto usado o seminuevo no es suficiente hacer la transacción y entregar las llaves junto con tus mejores deseos para el nuevo dueño. Es necesario hacer una carta responsiva, también.

¿Qué es una carta responsiva? Es un documento que indica quién es el actual dueño del vehículo y es necesario para que la compra-venta del auto sea completamente legal y en forma según las leyes vehiculares de México.

Con esta carta se señala al nuevo dueño como el responsable de todo lo relacionado con el carro, de tal manera que el dueño anterior queda libre de todo vínculo con el auto. Esto es importante en caso de que el automóvil se vea involucrado en algún acto delictivo, como robo o secuestro. Y, también, en caso de accidentes, y que el dueño anterior no pueda ser llamado a responder por estos eventos.

Por otro lado, si el auto que se está vendiendo tuviera un reporte de haber sido robado, la carta responsiva protege al comprador de ser acusado por ese delito. Así que este documento protege a ambas partes.

¿Cuál es la forma correcta de hacer esta carta? La carta responsiva debe contener los datos completos del vehículo: número de motor y de serie (que deben ser verificados para asegurarse de que no tienen adeudos ni han sido implicados en delitos), modelo y año, marca y color.

Además, debe llevar el precio exacto en que fue vendido, así como los nombres del comprador y del vendedor. La fecha y la hora de la transacción también deben ir en la carta. Finalmente, el documento debe ir firmado por el vendedor, el comprador y un testigo por cada uno.

Para la elaboración de esta carta se pueden descargar formatos de Internet y, simplemente, llenarlos con los datos correspondientes. O bien, se puede hacer una desde cero, siempre y cuando tenga todos los datos completos y algunos párrafos que indiquen que la transacción de compraventa fue realizada de común acuerdo entre las partes, y que la parte vendedora transfiere completa responsabilidad a la compradora en todo lo concerniente al vehículo en cuestión. Para evitar caer en huecos legales, lo más recomendable es usar el formato descargable.

En cualquier caso, cada una de las partes debe quedarse con una copia de la carta, para cualquier aclaración que se presente en el futuro. Entre más informados estemos sobre el modo correcto de hacer este tipo de transacciones, más exitosas serán y más tranquilos estaremos.