Camionetas eléctricas de reparto aumentan su demanda tras pandemia

octubre 13, 2020 1:31 pm

El incremento de las ventas en línea tras el confinamiento provocó un alza en la demanda de estos vehículos, pero aún hay muy poca oferta.

Los operadores de flotas de reparto enfrentan presiones regulatorias en California y otros estados del país vecino para comprar vehículos eléctricos, pero el aumento en las entregas de mercancía a domicilio gracias al confinamiento por coronavirus tiene a las principales empresas ansiosas por cambiar a vehículos eléctricos en este momento.

Los operadores de flotas como United Parcel Service Inc (UPS), anhelan computadoras sobre ruedas que puedan recopilar datos y actualizar las funciones de seguridad o autónomas de la noche a la mañana para ahorrar dinero y aumentar las ganancias.

“Para nosotros, no se trata solo de hacer girar las ruedas con un vehículo de cero emisiones”, dijo Scott Phillippi, director de mantenimiento e ingeniería de flotas de UPS, quien imagina vehículos “similares a Tesla” en la flota de la compañía. “Se trata de un vehículo de tecnología integrada, y eso es realmente lo que estamos buscando”.

Con su capacidad para enviar actualizaciones y arreglos inalámbricos a los autos eléctricos de los clientes, Tesla es visto como un referente en la electrificación. Las grandes empresas como UPS quieren aprovechar ese poder para llevar medidas de ahorro de costes, autónomas o de seguridad a sus flotas en tiempo real.

Si, por ejemplo, un fabricante desarrolló una función para evitar que un camión choque contra un muelle de carga, UPS podría tenerlo en decenas de miles de vehículos durante la noche para evitar choques costosos, dijo Phillippi.

UPS, Amazon.com y otras empresas de reparto de comercio electrónico están creando y dando forma al mercado emergente de camionetas y camiones eléctricos. Las ventajas económicas y competitivas creadas por los datos impulsarán el mercado de los vehículos comerciales eléctricos.

La demanda de vehículos comerciales eléctricos se está acelerando en parte porque el rango de la batería, una preocupación durante mucho tiempo para las flotas, ha mejorado dramáticamente, mientras que los costos de la batería han disminuido.

Si bien la demanda está aumentando, la oferta sigue siendo prácticamente inexistente y la producción se ha visto afectada por retrasos.

La presión está aumentando para que los fabricantes cumplan. Las empresas emergentes como Rivian y Arrival compiten con fabricantes de vehículos más grandes y establecidos, incluidos Daimler, Ford y General Motors para poner en producción camiones eléctricos.

CONTRATAR GARANTÍA MECÁNICA